¿Cómo elaborar el temario para las oposiciones de Maestros?

¡Hola a todos!

Con el post de esta semana estrenamos la sección Oposiciones, quedando así inauguradas las tres secciones del blog (¡bien!).

Antes de comenzar,  tengo que deciros que, quizá, este apartado es el más difícil de abordar para mí. En parte por la responsabilidad que conlleva. Como no soy ninguna experta, simplemente me gustaría mostraros la esencia de todo lo que he aprendido a lo largo de mi experiencia como opositora, con la misma ilusión y el mismo ímpetu que siempre me han acompañado.

Dicho lo cual, en la entrada de hoy me gustaría enseñaros algunas pautas sobre cómo redactar los temas de la oposición. Aquí puedes acceder a la normativa que, a nivel estatal, actualmente, regula el temario para la especialidad de Primaria.

Por lo general, el temario es la parte más sencilla que el propio opositor puede preparar de manera autónoma. Se necesita un temario de referencia (no me atrevería a recomendaros ninguno porque ni siquiera lo considero un elemento imprescindible) y el convencimiento de que personalizar los temas es la clave para diferenciarse de los demás opositores. Es muy importante que reelabores el temario general y le des un toque personal. Para ello, utiliza una redacción con la que te sientas cómodo.

He elaborado una lista que incluye diez consejos para redactar los temas, tomando como referencia los criterios de evaluación que algunas comunidades autónomas han utilizado en las últimas convocatorias de oposición:

Criterios de evaluación, Castilla y León 2013

Criterios de evaluación, Cantabria 2015

  1. Antes de nada, hay que presentar el tema que se ha elegido a través del título del mismo. “A continuación, paso a desarrollar el tema número… cuyo título es…”. Aquí se puede incluir un esquema de los apartados que se van a desarrollar. Algunas comunidades, como Cantabria, lo piden de forma explícita. Otras, como Castilla y León, lo dejan a libre albedrío del opositor.
  2. En la introducción, tenemos que justificar la importancia del tema, apoyándonos en la legislación, tanto estatal como autonómica, y en las tendencias teóricas y epistemológicas de algunos autores relevantes que tengan relación con el contenido. También se puede incluir una breve justificación a través de acontecimientos que ocurren en la vida real y que están ligados con el tema.
  3. Sigue el orden de los epígrafes del título siempre que tengan una lógica coherente. Puedes alterar el orden si justificas por qué lo haces, puedes incluir algún epígrafe para complementar o añadir contenido, pero NUNCA omitas ningún apartado del tema.
  4. Fundamenta TODOS los contenidos (definiciones, características, modelos pedagógicos…) en base a autores, bibliografía… incluso podría hacerse referencia, pero de manera muy sutil, a la experiencia propia.
  5. La extensión de los diferentes apartados estarán compensados. Es decir, no deberíamos incluir un epígrafe de hoja y media y, a continuación, otro de media hoja. Se debe reflejar un aceptable grado de conocimiento de todos los puntos que se desarrollan en el tema.
  6. Haz referencia al currículo de la comunidad autónoma donde te presentas. Incluye las repercusiones en el ámbito educativo, relacionando las ideas con otros contenidos del temario. Así, dejarás ver que tu conocimiento va mucho más allá de los contenidos de ese tema en concreto.
  7. Incluye un apartado en el que hables de la aplicación práctica en el aula. Algunos temas lo incluyen en el título pero, si no es así, añádelo. ¿Qué intervención educativa llevarías a cabo en el aula para trabajar ese contenido?
  8. Sé original en la apertura y el cierre del tema. Como nos pasa a todos, es muy probable que, a mitad del contenido, se disperse un poco la atención. La introducción y la conclusión son los apartados donde se recogen las repercusiones del tema de modo resumido. Incluye alguna reflexión personal, cita célebre, alguna anécdota o noticia real…
  9. No te olvides de finalizar el tema haciendo referencia a la bibliografía y legislación que has utilizado para la elaboración del mismo. Aquí puedes consultar las normas APA actualizadas.
  10. Para aquellas comunidades autónomas en las que el tema hay que leerlo, elabora un código de lectura. Algunas ideas que, en su momento, utilicé yo son: subrayar palabras que quieres enfatizar, colocar un puntito pequeño para pausas pequeñas, escribir un puntito más marcado para hacer una pausa grande y/o beber agua, separar las letras para ralentizar la lectura de alguna palabra concreta…. Los códigos siempre serán discretos, ten en cuenta que en algunas comunidades los códigos son excusa de invalidación de examen.

Y esto es todo lo que quería enseñaros hoy. Mi decálogo de consejos para elaborar el temario de la oposición. ¡Espero que os sea de ayuda!

¡Hasta pronto!

Ángeles

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s