Deseo y posesión

Y pese a todo, poeta, persigue, persigue tu desenfrenado deseo de ideal; procura alcanzar, atravesando infinitos dolores, ese fantasma de mil colores que huye incesantemente delante de ti, aunque se te rompa el corazón, aunque se te apague la vida, aunque exhales el último suspiro en el momento en que lo roces con la mano.

Alejandro Dumas, Deseo y posesión

Anuncios

La fábrica de los cuentos

¡Hola a todos!

Hoy me gustaría enseñaros un material que utilizo en el aula para desarrollar la expresión oral y escrita, así como fuente de inspiración y creatividad en los alumnos: La fábrica de los cuentos.

¿En qué consiste?

Consiste en un libro personalizado que sirve como fábrica para elaborar cuentos. La idea inicial la he tomado del blog de Ángela Marchán (os recomiendo que le echéis un vistazo porque tiene unas ideas fantásticas), aunque he modificado su diseño por motivos de organización y espacio en el aula.

Seguir leyendo

La lima de los deseos

‘¿Qué es, pues, en sustancia, esto que llamamos vivir? ¿Qué tesoro es ese, por cuya guarda tantas injusticias y tantas maldades se cometen en la tierra? ¿A qué queda reducido el espacio comprendido entre el recuerdo de lo último, ya pasado, y el primer deseo de otra cosa mejor?

Es posible que fueran muy otros los rumbos y el andar de los pueblos, si los hombres tuviéramos, ya que no alientos para vencer nuestras nativas debilidades, ojos, si quiera, para conocerlas y valor para confesarlas.’

José María de Pereda, Apuntes de mi cartera

Oso, Marian Engel

¡Hola a todos!

Hace un par de meses, por recomendación de Querida Juliet (blog de libros, cine, vida que no os deberíais perder), llegó a mis manos Oso. Oso es un clásico contemporáneo de la literatura canadiense, publicado por primera vez en 1976 y que vio la luz en España el pasado abril a través de la editorial Impedimenta. Una de esas novelas de lectura silenciosa; de las que nunca quieres que se acabe porque, de antemano percibes, acabarás llorando. Lágrimas que siguen su camino. Limpian, aclaran, como la lluvia de María Fernanda Heredia (La lluvia sabe por qué).

Seguir leyendo